lunes, 18 de noviembre de 2013

10 cosas sobre... Donau

donau_blau

  1. Donau en alemán significa Danubio y es el nombre cariñoso que le pone Herbert a la sirena porque fue encontrada en el nacimiento de dicho río. Aunque Herbert no cree en misticismos y es un científico muy cartesiano, en cierto modo la considera hija de río.
  2. Es una criatura extraña, con pequeños detalles que recuerdan a éste animal y a aquél… pero lo cierto es que tanto su origen como su afiliación filogenética son un misterio.
  3. Su lamento es un sonido armónico y melodioso. Un poeta diría que sus lágrimas están hechas de música.
  4. Después de ser capturada, pasa a ser propiedad de Volker, presidente y socio fundador de CherryBomb Entertaiment, empresa líder en el sector del ocio y el espectáculo.
  5. Después de un breve período de análisis, Donau es exhibida como atracción de feria en un delfinario para gran dolor de Herbert, que se ve obligado a transigir: oponerse a la voluntad de Volker supondría perder para siempre la oportunidad de estar cerca de la sirena.
  6. A Herbert le gustaría poder estudiarla en libertad, pero para ello tendría que poner a la opinión pública de su parte o demostrar que la criatura es humana (o lo más humana posible). Michael, su becario, es la mano en la sombra que promueve por las redes lo penoso del cautiverio de Donau. Mientras, Herbert intenta determinar hasta qué punto es humana…
  7. El carácter de Donau es introvertido, triste y agresivo. Vive aterrada contemplando la crueldad sin límites de las personas que la mantienen en cautiverio a ella y a otras criaturas similares. Todo por pura diversión…
  8. Se alimenta mayoritariamente de pescado crudo y pequeños crustáceos de agua dulce.
  9. Es mucho más inteligente de lo que parece. Y es esa misma inteligencia la que la llama a comportarse con cautela…
  10. Si pudiese se abriría paso a empujones, dientes y sangre hasta su dulce hogar, en el lecho del río… no hay nada que lamente más que haberse dejado capturar.

3 comentarios:

  1. Pobre Donau.
    Las diez cosas te dejan con ganas de más...
    Y pobre Herbert.

    Me ha encantado el detalle del nombre ^^
    Y lo del lamento, tan triste y bonito al mismo tiempo, que ya notó Herbert en una de las fotohistorias T_T

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, pues menos mal que no han sido más, no hubiese sabido qué poner :__D
      El problema es que seguro que no es Herbert el único que la oye quejarse...

      Eliminar
  2. Es una historia muy triste, pobrecilla. Espero que tenga un buen final ^^
    El dibujo de ella es muy bonito.

    ResponderEliminar