lunes, 29 de octubre de 2012

El trabajo de Osen




Ser un Hada de las Estaciones es un trabajo precioso.



Yo me encargo de traer el otoño a los bosques. Teñir las hojas de oro y cobre, enfriar el agua de los ríos, despertar a las setas…



Mi único pesar es que no se nos permite amar. Y yo sé que no estoy sola en este bosque.



Oigo como sus ovejas balan y pisotean. Veo sus rizos blancos brillando al sol… y entre ellas siempre está él, su pastor.



Pero siempre me quedo paralizada, escondida entre las sombras. Cuánto me gustaría poder conocerlo…

7 comentarios:

  1. Wah, me encanta!!
    Adoro a tú preciosa hada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, guapa. Siempre estás ahí cuando subo alguna cosita de esta historia, me hace mucha ilusión ;D

      Eliminar
  2. Osen, qué preciosa eres y qué preciosa historia la tuya con Oromedon ;___;. A ver si tu mamá continua contándonosla.

    Geniales fotos entre la hojarasca y las setas, muérome de envidia XD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jiji, pues tendrás que venirte un día de excursión con los Laborde, me temo XP
      No sabía que te gustase tanto la historia de amor de estos dos... ¡prometo seguirla!

      Eliminar
  3. Me ha encantado la fotohistoria, las fotos son preciosas y ella más aún, además de que es una pasada de paisaje... Yo también me muero de la envidia xD Me gusta mucho sobre todo la primera foto, parece sacada de algún cuento o algo así.

    Espero que subas pronto algo más de ella, que tiene pinta de que va a tener una historia chulísima!

    Un saludo! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, guapa! Hasta la sierra que me fui a hacerlas... mereció la pena :)
      Jajaja, sí, me encantaría contar más sobre ellos... ay, la pena es que Oromedon pesa tanto, ¡aucs! >3<

      Eliminar
  4. Una sesión preciosa *o* espero que pueda conocer al pastor *////////*

    ResponderEliminar