miércoles, 16 de febrero de 2011

El viaje de Cyrus

Y a Cyrus, como a todos los muchachos, le llegó su turno. Abda era más joven, y también una decisión más difícil, por lo que todavía le tocaría esperar un tiempo.

Cyrus estaba inquieto y asustado. Era incapaz de compartir la ilusión de Abda, que subía y bajaba a toda prisa, cargando ropa, joyas, perfumes y todo lo que encontraba. Le ponía infinito esmero a la labor de arreglarle.

- Pareces un príncipe – le dijo sonriendo. Contemplaba su obra con orgullo sin límite. Su hermano era el hombre más hermoso del mundo, e iba a demostrarlo. A una semana de viaje, no sabía muy bien en qué dirección, pero estaba seguro de que Cyrus iba a dejar el listón muy alto. Compadecía al hombre o mujer al que iba a visitar su hermano. Lo que iba a recibir, Cyrus no podría volver a dárselo a nadie… pero el viaje terminaría con una feliz vuelta a casa y él podría volver a abrazarlo cada noche.



Imagen

domingo, 13 de febrero de 2011

Confío en ti para esto

Imagen

    Una mujer alta y delgada como una modelo vino a por mí a la estación. me condujo hasta el hotel y luego de dejar mis cosas me llevó a aquella horrible nave. Era medio piscifactoría, medio matadero, medio piscina municipal de barrio pobre...

Imagen

Volker: ¡Herbert!

Imagen

Herbert: ¿Volker?

Imagen

    No había reconocido su voz en la llamada, pero al verle supe al instante quién era. Volker Riedel, habíamos sido compañeros en el instituto. Era uno de esos chavales que no son ni amigos ni enemigos… de manera que no había vuelto a saber de él desde que pasé a la Universidad.

Imagen

Volker: ¿Qué tal el viaje? ¿Vienes muy cansado? Apuesto a que sí… pero no podías resistirte, tenías que verla. ¿Verdad? Claro… es alucinante, en serio. Vas a flipar, sígueme.

Imagen

    Habla demasiado.

Imagen

Volker: Mírala. Está ahí.

Imagen

    Me asomé con el corazón en un puño, la respiración contenida. Lo que encontré allí abajo no era en absoluto lo que había imaginado. Había una red basta, y en su interior se encontraba una criatura pequeña y magullada, enroscada sobre sí misma. Estaba temblando.

Imagen

Herbert: ¿Pero qué…?

Imagen

Volker: ¡Eh, no tan rápido, Doc! Ten cuidado. Si está así es por seguridad, ¿sabes? Es muy agresiva. Al principio da un poco de lástima pero luego te acostumbras.

Herbert: Vaya…

Imagen

Volker: Cuando llegué, los pescadores estos estaban acojonados. No he tenido que insistir mucho para que me la vendan. Seguro que si hubiese apretado un poco más habrían acabado regalándomela, jaja.

Imagen

Herbert: ¿Venderla?

Volker: Sí. Estos cabrones no saben lo que tienen aquí. Oro puro… les he puesto cinco mil en la mesa y no se lo han pensado dos veces.

Imagen

Herbert: Pero… pero no puedes comprar a una persona.

Volker: ¿Persona? ¿Qué persona? ¿Esto es una persona? Herbert, por favor… ¡es una alimaña! No sé cómo decirlo… es un fenómeno de feria.

Imagen

Herbert: Estamos hablando de una criatura viva…

Imagen

Volker: ¡Claro! ¿Quién iba a quererla muerta? No, joder. Es como en los zoos… a la gente le gusta ver bichos vivos. Llaman la atención, se mueven, hacen cosas, les gustan a los niños… ¿en cambio cuántas visitas familiares recibe el Museo de Ciencias? Ja, ja, ja, seguro que ahí vas tú solo.

Imagen

    Ja-ja.

Imagen

Volker: ¿Qué querías hacer con ella si no?

Herbert: Lo suyo para hacer un estudio de este tipo es capturar a la criatura, tomar todos los datos posibles y luego devolverla a su hábitat. Quizás sería conveniente ponerle un localizador para un perfil etológico…

Imagen

Volker: Oh, sí, para encontrar más sirenitas. Eso sería la caña… pero no me interesa que aparezcan más sirenas. No por el momento. Ahora es la única y es mía, ¡tenemos la exclusiva! Desde luego que no quiero que cada zoo-acuario tenga la suya…

Imagen

    ¿Zoo-acuario?

Imagen

Volker: … vendrán de todas partes del mundo para verla, ¡ya lo verás!

    No entiendo nada.

Imagen

Herbert: ¿Qué es lo que quieres de mí?

Volker: ¿Em?

Imagen

Herbert: Sí… ¿qué puedo hacer yo? ¿O qué quieres que haga?

Volker: Quiero que la estudies, Doc. Y quiero que la cuides. Necesito saber cosas… cosas como qué come o qué edad tiene.

Herbert: Entiendo…

Imagen

    Me da vueltas todo.

Volker: También sería genial descubrir qué sabe hacer… si es que sabe hacer algo. Ya sabes: saltar, jugar con un aro, cantar…

Imagen

    Dios.

Imagen

Volker: Confío en ti para esto. No me falles, ¿eh?



****


Herbert: IOS Hiro + DT15
Volker: SOOM Spinel
Sirena: PD Roseanne + Aqua body