viernes, 12 de julio de 2013

Lond

tv02

- Diario de a bordo. Partimos hacia Lond con un cargamento de… químicos y armamento bastante anticuado. Supongo que… planean matarse de forma… pesada y ruidosa. En cualquier caso eso no es problema nuestro. Algo más de nuestra incumbencia es el hecho de que sean las propias fuerzas armadas de Lond las que bloquean el planeta. No tiene demasiado sentido un planeta que se bloquea a sí mismo… y no tenemos ningún indicio de que se trate de una guerra civil. En cualquier caso, no se trata de un obstáculo importante… podremos sortearlo sin mucho problema, dejar la carta y volver al espacio sin ser vistos. Pan comido.




planets

- Nos aproximamos al sistema β-4 a una velocidad de…
- Azafrán, tenemos un problema.
- ¿Problema de que tipo?
- No hay dinero.
- ¿Qué? ¿Cómo que no hay dinero?
- Llevo un rato mirándolo. Lo he confirmado una y otra vez: los fondos con los que nuestro contacto contaba, no existen. De hecho, parece ser que la gente que nos contrató está endeudada con el banco. No hay dinero.
- Su puta madre. - Azafrán guarda silencio y detiene la grabación del diario de a bordo. Una pifia más grabada en la caja negra del Flying Mariposita. Rischa la mira sin parpadear, preocupado.
- ¿Qué… que vamos a hacer? Quiero decir… deberíamos abortar la misión, ¿no? Dar media vuelta y vender la carga a quien la quiera. Así al menos recuperaremos algo…
- Ni hablar. Las… drogas esas quizás las quisiese alguien. Pero las armas… ya nadie se mata con eso. Y, a precio de fundición, no nos daría ni para cenar los dos en un restaurante de mediana categoría. No, claro que no… yo te diré lo que vamos a hacer. Vamos a contactar con ese planetucho y vamos a hacer presión. Si quieren su maldita mercancía buscarán la forma de pagarnos.
- ¿Y cómo vas a hablar con ellos? Las conexiones están bloqueadas, están totalmente incomunicados…
- Bajaremos. Entraremos en su maldita atmósfera y seguramente desde allí podamos hablar. Si hay gente abajo, fijo que tienen alguna forma de comunicación, aunque sea un sistema de radio básico. Lo captaremos y nos pondremos en contacto. Si no funciona… joder, pienso volar tan cerca del suelo como sea necesario.
- Está bien… ¡pues adelante! – Rischa cierra el arnés sobre su pecho y  se asegura de que esté firme. Las maniobras de evasión que se requieren para burlar un bloqueo suelen ser… moviditas.




tv01

Una vez en la atmósfera de Lond, Azafrán no tarda en encontrar e interceptar una retransmisión procedente del punto donde se debería entregar la carga.

- Transbordador Flying Mariposita a tierra… ¿me reciben?

Una mujer joven aparece en la pantalla contestando a la llamada. Se trata de una imagen borrosa, desgarrada por las interferencias, pero no es difícil distinguir que no es humana. Cuernos es espiral, piel azulada… seguramente una tiin. Una muy alejada de su hogar.
- Tengo malas… no, pésimas noticias - prosigue la pelirroja -. Sus coleguillas exiliados nos han dejado colgados. Aceptamos el trabajo por cinco mil guineas. ¿Y sabe cuántas tenemos? ¡Cero! Incluso con la formación matemática más básica puede uno deducir lo inmensamente cabreados que estamos.
- Le pido disculpas y le doy mi palabra de que encontraremos la forma de compensarles. Pero por favor, se lo ruego: sobre todo no se vayan. La carga que llevan es de vital importancia para nosotros. Haremos lo que sea necesario para que se sientan bien pagados por su viaje. Dennos algo de tiempo para reunir lo que tengamos de valor, seguro que podremos llegar a un acuerdo. Manténganse en el aire, no tomen tierra, es demasiado peligroso. Cambio y corto.

Azafrán cuelga, impaciente pero satisfecha. Un rato más volando, no hay problema en trazar unos pocos círculos sobre la superficie de Lond. Si tan vital les resulta el cargamento, encontrarán algo de valor para el cambio. Claro que lo harán. Es cuestión de minutos que una comunicación entrante zumbe en el cuadro de mandos.
Un palé lleno de lo que prometen ser objetos valorados en tres mil guineas o más, cargado sobre una pequeña lanzadera pilotada por un androide. La única condición: desinfectarlo todo antes de dejarlo entrar a la nave. Una petición un poco extraña, sí, pero bastante práctica. Si el tratamiento purificador fuese una práctica habitual con las mercancías, se hubiesen ahorrado aquella horrible invasión de polillas marquisa.




tv04

- Verás, no sé de qué coño va esto o quiénes sois tú y tu gente, pero… ¿Oro? ¿Joyas milenarias? ¿Obras de arte? Suena como si fuese parte del Tesoro Nacional de Lond. Y eso no es vuestro, no es algo que podamos tomar así, sin más…
- Todo lo que les hemos mandado sumaría una cuantiosa suma en el mercado negro.
- ¡Pero NO-ES-VUESTRO! ¿Y qué demonios es eso de llevarnos a la hojalata?
- Sólo necesitamos que la saquen de Lond. Da igual adónde vayan, ella podrá seguir por su cuenta. Tiene un mensaje importante que llevar.
- No quiero llevarla, no quiero vuestras alhajas…
- ¡Es todo cuanto tenemos! Además, no condenarían miles de vidas por una cuestión de dinero, ¿verdad? Esta gente es inocente y… están totalmente desamparados.
- ¡No me gusta ni un pelo! Ni la hojalata polizona ni el pago en material robado. No podéis pagarnos con algo que no os pertenece. ¿Porque sabes qué? Algún día su legítimo dueño vendrá a patearnos el culo para recuperar algo que nosotros ni siquiera le robamos. ¡Y no me apetece!
- ¿A quién pertenece el Tesoro Nacional más que a su pueblo? Tenga en cuenta que… están aquí en una (más que justificada y eternamente agradecible) operación de contrabando. Por favor, tomen lo que se les ofrece.
- ¡Lo que se me ofrece es transportar en mi nave mercancía ilegal!
- Le pido… no, le suplico que reconsidere su posición. Nuestra situación es absolutamente extrema y desesperada. Siempre ha sido y será nuestra última opción, pero si nos vemos obligados recurriremos a una posición ofensiva.
- ¿En serio? Y dime… ¿todas las armas que tenéis ahí son antediluvianas, como las antiguallas que llevo en la bodega? Porque si es así…
- Tenemos cañones láser X-200045 apuntando directamente a su cafetera voladora. Tienen gran precisión sobre objetivos móviles. Y si nuestro ataque falla, daremos aviso a las fuerzas armadas que bloquean el planeta. Cazas potentes equipados con misiles de última generación. Si escapan a nosotros, ellos no les dejarán salir con vida de aquí.

Azafrán corta la comunicación, pasándose las manos por la cara en gesto consternado.

- Aza, deberíamos considerar su oferta. Todas estas… cosas. ¡Las podemos vender! No habrá mucho problema en…
- ¡Cafetera voladora! ¿Pero es que no lo has oído? ¡Ha llamado CAFETERA VOLADORA al Flying Mariposita! Es increíble, cómo puede alguien…
- Aza, no es momento para sentirte ofendida por el transbordador - Rischa coge el comunicador y lo abre -. Aceptamos su oferta. Repito, oferta aceptada. Nos quedaremos con el cargamento a cambio de entregar la mercancía y nos llevaremos a la… robota blanca.
- Una sabia decisión que les agradezco de todo corazón en nombre de Lond. Volveré a llamarles cuando el cargamento esté en tierra. Su ayuda es, en estos momentos difíciles, el único apoyo con el que contamos. Su gesto humanitario quedará para siempre en nuestros corazones.

La comunicación se corta y por unos instantes, el silencio inunda la sala de mandos del transbordador.

- Qué gesto humanitario ni qué… pollas en vinagre. Menuda chiflada. Vamos a llevar a la hojalata a Mysydy. Quiero oír qué coño es eso tan importantes que tiene que decirles. No me gusta que me amenacen, no me gusta que me insulten, ni me gusta todo este maldito secretismo que hay aquí - acciona un par de botones mientras retoma el control manual de la dirección -. Liberamos la carga. Volvemos al espacio. Rumbo a Mysydy.